SIERRA DE GREDOS  -   DICIEMBRE 2003
.

Ver fotos de la travesía



.


                Un año tras otro la Sierra de Gredos se me resiste y queda como la asignatura pendiente de mis escapadas de montaña. La culpa la tiene la pereza que me produce pensar en un desplazamiento tan largo como ir al Pirineo, e imaginarme una multitud de excursionistas por todos los rincones que haga perder el encanto del lugar.
                El viernes doce de diciembre tengo que estar en Madrid por motivos de trabajo, y me va a  acompañar mi mujer. Tenemos la intención de pasar el fin de semana por la zona, pero cuando aún no hemos concretado ningún plan nos enteramos de que Miguel Ruiz también estará en Madrid en la misma fecha, la decisión es inmediata, echar al coche todo el material de esquí de montaña  y acercarnos a Gredos a ver que pasa.
                A las ocho de la tarde del viernes  hemos conseguido salir de Madrid dirección a Ávila y en hora y media  llegamos al Parador. Una vez confortablemente instalados y tras una sabrosa cena soñamos con laderas nevadas y cielos azules.
                A la mañana siguiente nuestros sueños se hacen realidad y amanece un día completamente despejado, desayunamos de forma copiosa y nos dirigimos en coche al aparcamiento de La Plataforma, calzamos las botas, pegamos las pieles a los esquíes y con una mochila ligera ascendemos deslizándonos suavemente con ritmo constante, por todo el camino vamos encontrado excursionistas, unos a pié y otros como nosotros con esquís pero todos disfrutando de lo lindo.   Poco a poco vamos ganando altura, atrás quedó La Plataforma, el pluviómetro y por las cómodas pendientes de la Cuerda del Refugio, llegamos a los Altos de Morezón de 2364 metros.
                En la cumbre comemos algo y preguntamos a otros esquiadores la posibilidad de bajar esquiando desde allí al refugio Elola, nos contestan que es un terreno muy delicado pero que hay quien lo baja. Como no hay nadie que lo conozca dispuesto a bajar, y no se ve ninguna huella, decidimos seguir por el cordal dirección al Morezón Bajero y cuando encontramos unas canales francas nos deslizamos por una nieve sin transformar que nos hace extremar las precauciones, hasta cruzarnos con las trazas que vienen de los Berrones (itinerario normal para ir al refugio Elola) las seguimos y pasando por encima de la Laguna helada y cubierta de nieve llegamos al refugio que está abierto y lleno de gente. Descansamos un rato contemplando las magníficas cumbres que se ven desde el allí,  al tiempo que estudiamos la ascensión al Almanzor que pretendemos realizar al día siguiente.
                Volvemos a pegar las pieles y desandamos el camino hasta llegar al Morezón Bajero de 2269 metros, bajamos por unas fuertes pendientes (Los Colgadizos), en algunos puntos hay que buscarse un poco la vida y salir de los atolladeros con imaginación, atravesamos el río de las Pozas que está totalmente tapado por la nieve y con las piernas acusando el esfuerzo de esquiar en nieves un poco complicadas llegamos al coche.
                Al día siguiente nos levantamos temprano totalmente recuperados y volvemos a la Plataforma para ascender al Almanzor. Hace un buen día de sol,  al llegar al pluviómetro giramos a la derecha para cruzar el puente y ascendemos por los Berrones, la nieve está en unas condiciones magníficas y el descenso hasta la Laguna es una verdadera delicia, llegamos nuevamente al refugio donde descansamos, pegamos pieles,  Miguel y yo nos despedimos de Pilar que ha decidido volverse tranquilamente al coche mientras nosotros iniciamos la subida por las fuertes pendientes que zeta a zeta nos llevan hasta los 2500 metros. Aquí quitamos los esquíes y calzamos los crampones, con el piolet en la mano ascendemos el corredor a la Portilla del Crampón y con un poco más de esfuerzo llegamos a la cumbre. Disfrutamos de unas magníficas vistas, pero un viento más fuerte de lo previsto nos invita a descender.
                Lo hacemos con cuidado, pues aunque no tiene dificultad técnica es un terreno delicado, llegamos a los esquíes e iniciamos un sensacional descenso hasta la Laguna, pegamos otra vez las pieles y envueltos por una densa niebla seguimos con dificultad la traza, al llegar al puente se disipa la molesta niebla y ya sin problemas llegamos al coche donde Pilar nos está esperando para inicial el viaje de vuelta a Santander.
                Ha sido un fin de semana espléndido, nunca pudimos imaginar que la Sierra de Gredos nos iba a deparar tal cantidad de nieve, un tiempo magnífico y un ambiente tan alpino. Volveremos.

 Los participantes de esta excursión, todos del Club Alpino Tajahierro, fuimos:
                        Pilar López García
                        Miguel Ruiz Cervera
                        Luis Meng Berenguer


Texto: Luis Meng


.

FOTOGRAFIAS DE LA TRAVESIA



.
,
.
.



          Para consultas y sugerencias: .     esqui-travesia@hotmail.es  



Volver al índice de las travesías  




.